Lo que nadie quiere leer: ‘De violencia y otros menesteres’

0

Celaya Gto. Por: Gabriel Estrada Hernández.- Nenes, nenas, hoy hablare de algo fuerte, así que si eres susceptible a ofenderte fácil, deja de leer estas letras: Violencia y tu implicación directa en ella, SIP, tú, yo dirás con vos colérica y ofendida, si tú, tu eres una causa indirecta de la violencia que impera en nuestra sociedad

Gabo no mames, yo soy un buen ciudadano, no agredo, no robo, no grito, no corro, no empujo, pues sip en eso tienes razón pero, sí, tu haces eso y la mayoría de la población también porque sigue existiendo una cultura de la violencia, la misoginia, el racismo, el maltrato intrafamiliar las balaceras matanza y demás.

La clave esta en dos palabras consumo y cultura, la violencia amigo mío es una cosa cultural, pero que no siempre fue así, tomo fuerza debido a la segunda palabra consumo y a un subíndice extra que se llama tolerancia y asimilación, en palabras crudas y culeras, la consumes sin darte cuenta, la toleras porque no crees que pueda tener consecuencia mayor y la asimilas como parte de la cultura del día a día.

Yo no Gabo tú te confundes y bla bla bla bla me ofendo , me ofendo ,me ofendo, permíteme listar algunas cositas que quizá, no digo que lo hagas pero sí le dices que sí a alguna de estas, amigo mío entras en la cultura de la violencia de forma INDIRECTA, empecemos: consumes música violenta o misógina que hace ver a la mujer como un objeto, y mitifica al crimen, sea organizado o a ser padrote u dealer o consumir drogas, ( todos los géneros tienen algunas rolas, sea rock, reggaetón, corridos banda, pop etc así que no vale excusarse en el), dos, consumes alguna droga ilegal dando financiamiento a los mismos criminales de los que luego te quejas, tres consumes contenidos en internet, bizarros, con contenido morboso o violento, explícito y demás, vas o haz ido a lugares donde se ejerce violencia animal, te quejas de la policía pero eres el primero en aplaudir cuando linchan a un delincuente, ejerces violencia hacia alguien porque es gordo, negro, flaco, alto, gay, porque no ejerce los dogmas de tu religión o es diferente, cuatro no haces ninguna de las anteriores.

Ósea como que no lo hago y formo parte de la cultura de la violencia, así es mi amigo, tu entras en la clasificación de la asimilación, tanto peca el que mata la vaca como aquel que le agarra la pata o el que se hace pendejo, mientras está viendo como la matan y convive como si nada con el asesino, tu mi amigo entras en la apatía hacia la violencia, en esta estadística entra la mayoría de la población que deja que la violencia impregne sus venas, que no ve nada de malo en consumir cosas de la cultura de la violencia tomándolo como la palabra que tiene a México hundido en la mugre, porque simplemente lo consideras algo NORMAL.

A ti que se te ha hecho normal ver que la música ‘objetivise’ a tu mama , tu hermana o tu tía, pero te enojas cuando estas dicen que las ofendieron en la calle, a ti que vez destazados en la primera plana del periódico y no vas a exigir que dejen de pasar eso, solo para vender porque tus hijos pueden ver esa portada, a ti que por moda te sientes narco con tus corridos a todo volumen porque sientes que no afectan a nadie, a ti que repites los esquemas que te enseñaron acerca de que la mujer es el motor de la escoba, a ti que educas a tus hijos sin poner cuidado a lo que ven en tele o internet porque es lo normal, a ti mi amigo estas letras, tú eres el que hace crecer la violencia, eres el espécimen de la que esta se alimenta , eres la apatía de vivir en un mundo que está viajando directo y sin escalas al carajo

La cultura de la violencia existe porque es tolerada, asimilada y aceptada como algo normal. Se convierte en cañón, en lo que nadie por flojera le da protestar. La apología a la violencia y comportamiento criminal es peligrosa porque nos hace insensibles bajo la repetición constante al asumir de que así es el país donde vivimos, sin consumidores, no hay mercado eso es cierto, pero también sin acciones seremos como ese que ven que matan a la vaca se voltea y dice déjalo es normal, pero ojo tu hijo vera la misma escena, y al notar que tú lo tomas como normal, el hará lo mismo y quien sabe en un futuro sea a tu hijo al que veas matar a la vaca, veamos si en ese caso también te haces de la vista gorda
Mas acción menos me ofendo señores, y si te vas a ofender se reciben todas las recordadas de jefa, pero como siempre digo si te choca te checa.

Share.

About Author

Celaya Sin Censura es un medio digital que surge como una alternativa para expresar lo que está ocurriendo en nuestra ciudad y la región.

Leave A Reply